La cuestión de Albán

 

El problema con la muerte de Fernando Albán es que nos va a precipitar a una descomposición todavía más profunda. La razón es que, al no poder evadir la responsabilidad, el chavismo (y la izquierda que le apoya) tendrá que justificar el hecho o destruir el carácter de Albán. La cosa es que, habiendo muerto bajo custodia, en el mejor de los casos el gobierno es responsable por negligencia criminal y en el peor de homicidio o de homicidio para encubrir torturas o algo por el estilo. Ni con la versión oficial el gobierno queda bien.

 

En política hay métodos de "control de daños" en estos casos (abrir investigaciones, pedir renuncias, reconocer responsabilidades) pero esto no lo puede hacer el chavismo. Una cosa es poner en la cárcel a un GN que mata a alguien -y nunca sabemos si siguen presos- porque es prescindible y otra es pedir las renuncias o las cabezas de altos directivos. En el chavismo eso no se puede. Además Albán era de Primero Justicia y en la mente de los chavistas eso es lo peor que puede haber, no hay manera que un chavista pueda demostrar simpatía o solidaridad con alguién de ese partido pues en su mente son homosexuales-cristianos-burgueses-agentes de la CIA (no exagero). Condenar el crimen así no se tenga simpatía por ese partido es algo que ellos no entienden, de verdad no pueden. No es que no entiendan el concepto es que en la práctica implica una demostración de simpatía y ellos no entienden como se le puede demostrar simpatía a alguien malo (no olviden que para ellos los demás somos malos o estamos del lado del mal, esa es la polarización en esencia).

Entonces ¿que camino les queda?. La mayoria elegirá ignorar el hecho, no hablar de el. Pero como la presión y la vergüenza será tan grande tendrán que decir algo y lo que dirán solo puede ser algo para degradar el carácter de Albán para culparlo de su propia muerte o para demostrar que se lo merecía. Incluso si la presión internacional es tan grande que el gobierno ceda en algún punto, para el grueso del chavismo, bases y dirigencia, se habrá terminado de borrar lo que quede de la pequeña barrera "moral" que hacia inaceptable exterminar a los opositores. Ahora hará falta no solo una degradación política (son agentes del imperialismo) sino personal: a conveniencia los opositores serán homosexuales, pedófilos, locos, depresivos etc. Cómo es posible que les pasen cosas terribles y como esas cosas no pueden tener consecuencias entonces tienen que merecerlas y los chavistas tienen que convencerse a si mismos de que es así...

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1557 veces.



Jeudiel Martinez

Ensayista, sociólogo, profesor universitario y guionista de cómics"


Visite el perfil de Jeudiel Martinez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jeudiel Martinez

Jeudiel Martinez


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a270381.htmlCd0NV CAC = Y co = US