Señores, ya dejen de creer que Maduro es pendejo, un consejito… solamente

  1. ¿Quién en la IV se hubiera atrevido expulsar a un funcionario de la embajada norteamericana? Isaías Medina Angarita sacó de Miraflores por insolente a Míster Henry J. Linam (presidente de la Creole), lo montó de inmediato en un avión y lo regresó al reino de Gringolandia. Oh God, no sabía el pobre Isaías lo que le esperaba. A un alto funcionario gringo no se le hace eso sin consecuencias terribles. El pobre Isaías creyó que gobernaba un país soberano, y a los pocos meses se le desarrolló un cáncer que lo acabó en tiempo record.
  2. En cuanto el nuevo presidente de la Creole, Míster Arthur Proudffit llegó a Venezuela, se dedicó a buscar a un gran político de partido que pudiese trabajar a las órdenes expresas del Departamento de Estado, y así derrocar a Medina Angarita. Lo encontró en Rómulo Betancourt, quien se hacía pasar por líder de izquierda.
  3. La historia de la Venezuela del siglo XX hiede a puro petróleo. Aquí todos los presidentes, del siglo XX, fueron impuestos o eliminados por las compañías petroleras. Incluso, en la muerte del presidente Carlos Delgado Chalbaud se verá en ella la mano ultra-peluda de la Shell.
  4. A Obama, el Grupo de Bilderberg le dio la orden de salir de Maduro en un lapso no mayor de seis meses. No pudo Obama en sus dos períodos. Apenas tomaba Trump su presidencia, el mismo grupo le ordenó que había llegado la hora de proceder con una invasión.
  5. Trump puja y repuja. OJO: Ahora mismo, luego del atentado del 4-A, un contingente de bandidos venezolanos se están reuniendo de urgencia con Iván Duque en el Palacio de Nariño. Asisten representantes de la embajada gringa en Bogotá.
  6. Indudablemente que no ha sido ninguna pendejada el aluvión de mierda que EE UU ha lanzado contra Venezuela desde 2103. Y no han podido: guarimbas, sabotajes, bloqueos financieros, múltiples oleadas de paramilitares, narcotraficantes sicarios y contrabandistas desde la frontera con Colombia para ponernos al país como la representación del palacio de Satanás.
  7. La estrategia del poder en una democracia formal es hacer lo que el anterior venía haciendo (¡NO INVENTAR!, please) y sobre todo dejar que el proceso inercial del sistema se encargue de todo. Por eso, aquí nunca pudieron ejercer el poder ni J. V. Gómez, López Contreras, Gallegos, Medina Angarita, Delgado Chalbaud, Pérez Jiménez, Betancourt, ni Leoni, Caldera, CAP, Luis Herrera o Lusinchi,…
  8. Y ahí está de pie e incólume, firme y valiente, el presidente Nicolás Maduro. ¡Ninguna pendejada! ¡Será posible que existan seres que no lo reconozcan, carajo!
  9. Maduro ordenó cerrar la frontera, introdujo un nuevo cono monetario, algo insólito que casi ningún país del mundo puede hacer sin permiso del FMI y el Banco Mundial.
  10. Maduro metió en la cárcel al gringo Leopoldo López, otra medida insólitamente vejatoria contra un ciudadano asimilado norteamericano, que había sido escogido por el Departamento de Estado para que fuese nuestro presidente.
  11. Los adecos y copeyanos en el sistema político venezolano jamás hicieron nada distinto uno del otro, eran idénticos como dos gotas de agua. Nunca pudieron tomar una decisión crucial dentro de la estructura de poder. No podían hacerlo, sin consecuencias tan abrumadoras que los pudiera aplastar violentamente.
  12. Atravesando una etapa terrible de escasez de alimentos y medicinas, bloqueadas nuestras cuentas en el exterior, sufriendo esa lluvia de sanciones desde la OEA, la ONU, la SIP, OIT, CIDH, HRW, CIA, USAID, Unión Europea, … Maduro ha sobrevivido sin arredrarse ante tantas adversidades y amenazas.
  13. Si algunos que se decían de izquierda se desbocaron con Chávez y se fueron por un barranco y acabaron estrellándose bien feo, y a la vez terminando inevitablemente en el bando de la derecha porque ya no tenían para dónde coger…, pues, muchísimos más abultados y peores han resultado lo de la tromba de traidores que con Maduro han quedado enredados entre las maniguas de las talanqueras y de las cloacas de la historia.
  14. Cojan mínimo señores criticones, magdalenos y magdalenas, quejones y chillones de la derecha, que aquí hay revolución para varios siglos, duélale a quien le duela,…

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3282 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a267461.htmlCd0NV CAC = Y co = US