Se agotó la esperanza y se acabó el miedo. Falta una vanguardia

El pueblo Venezolano históricamente empobrecido, el que creyó una vez en la oposición y aquel que apoyaba, hasta hace poco, a Maduro, se vuelve a unir en la necesidad de salir de este desastre.El hambre, la miseria y el empobrecimiento al cual fueron sometidos en los últimos cinco años les facilitó ver con claridad a estos condenados de la tierra,que tanto el partido de la oposición aliada, al imperialismo norteamericano con su guerra economica, como el Madurismo y su combo de sordos,incapaces y arrogantes, sólo son dos caras de una misma moneda capitalista . Lo único que los diferencia es quién se queda con el poder.

En las colas del gas, en las colas del pan, en las colas para comprar comida,en las colas buscando medicina, en las colas del transporte público, en todas las colas tanto el partido de la oposición como el partido madurista perdieron legitimidad.En esas colas no sólo se hacen los más acertados diagnóstico también se dibuja el país que se quiere y se necesita.Por supuesto,las cúpulas de los partidos de la burguesía, el madurista y el de la oposición lo ignoran porque éllos no hacen esas colas.

Venezuela cuenta con el talento humano y los recursos para reanimar su economía y reorganizar a la sociedad.Debe convocarse a esta gran misión nacional a los y las venezolanas que se fueron y a los que se quedaron resistiendo.Y con base a el Plan de la Patria original que dejó chávez, desarrollar la agroindustria,recuperar la industria petrolera,la petroquímica,la investigación cientifica, la innovación tecnologica,la creación artítica,la salud,la educación y el deporte.Y simultaneamente desarrollar la democracia popular socialista.

Pero para dar el salto cualitativo-o salto cuántico como diría un fisico- que transforme la realidad hace falta una vanguardia que lo organice y lo oriente. Aquí no creemos en generaciones espontaneas.La multitud por si sola no logrará hacerlo. Su animación es responsabilidad de una organización de vanguardia.La brasa debe soplarla alguien.Pero hasta ahora no existe,está dispersa y regada en todo el país.No termina de sentirse segura de sus fuerzas y repite debilidades del pasado.Pero el pueblo agotado,desesperanzado y sin miedo empieza a movilizarse por su vida,pero la potencial futura vanguardia sigue haciendo análisis. Es urgente actuar ya, el país esta literalmente desintegrándose.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 836 veces.



Arnaldo Aguilar Dorta


Visite el perfil de Arnaldo Aguilar Dorta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Arnaldo Aguilar Dorta

Arnaldo Aguilar Dorta

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a266114.htmlCd0NV CAC = Y co = US