Chavistas se evaporaron en la UPEL-IPB

Las cosas que tiene la vida a veces sorprenden. O tal vez no tanto. Por ejemplo, a veces uno espera que la gente camine siempre por una acera y después los ve que van y vienen por la otra y, eso, sí que es sorprendente; con razón aquello de que "Hoy somos y mañana no", como en los versos del compositor y cantor Alí Primera, pero ese un asunto sobre el que supuestamente no se puede discutir, de acuerdo con el filósofo Juan Nuño, porque es inevitable; pero de todos los demás sí y es lo que vamos a hacer a continuación.

No para emitir juicios de valor, condenar y/o liberar de presuntas culpas, sino con fines de constatar lo frágil que somos o simplemente son cosas que uno dice por distracción. Lo que sí es cierto es que, en situaciones límites o crisis, que exigen arduas actitudes definitorias, cada cual individualmente o en grupo suele tomar ciertas opciones, antes impensables, que ofrece su entorno más inmediato.

Claro, para unos las crisis los llevan a reafirmarse en sus convicciones más firmes, pero para otros son motivo suficiente para cambiar, ya que recordando un libro de Teodoro Petkoff: "Sólo los estúpidos no cambian de opinión", aunque lo hacen en general desdiciéndose de antiguas posturas ideológicas que se creían infranqueables. Aunque puedan racionalizar su nueva actitud afirmando que los que cambiaron fueron los otros, sus antiguas organizaciones partidistas y sus líderes, vistos ahora como sujetos de conductas torcidas y, en el caso concreto nacional venezolana en la coyuntura actual, dizque aliados al gran capital trasnacional por aquello de las empresas mixtas, Arco Minero y Petromonedas mediante, entre otros aspectos.

Como fuere, son cambios estos últimos llevado a cabo dizque porque el Gobierno Bolivariano en manos del presidente Nicolás Maduro, ha hecho poco para evitar o atenuar ciertas consecuencias incómodas que afectan en el día a día; sobre todo aquellas derivadas de una dinámica que en Venezuela a todas luces se muestra alterada en el campo económico, político, social o institucional; más que todo en este último lustro de la transición, ruptura o continuidad del fenómeno político de masas llamado chavismo o su distorsión: el madurismo. Eso dicen en conversas incidentales algunos compañeros/as o se ha oído de pasada en pasillos u otras estancias de la cada vez más solas, despoblación ahora común en todas las instalaciones universitarias venezolanas.

Es la reacción de algunos/as que antes se veían muy entusiastas participando en reuniones, marchas chavistas por el cierre de RCTV, por ejemplo, o vinculados a ciertos viceministerios inclusive y hasta firmando comunicados apoyando a la Revolución Bolivariana en calidad de "Progresistas", nunca revolucionarios, tal vez por aquello del "pluralismo" tipo clase media y tal, que publicara precisamente esta misma página web, pero ahora están decepcionados, con heridas de guerra, se diría. Andan en desbandada aquí o camino a otros países, activando en otra cosa o simplemente expectantes frente al 20 de mayo.

Del tenor siguiente puede ser una conversación con tales compañeros, aunque más bien puede parecer una refriega: "Soy (o fui) chavista pero no madurista, ¡eso era otra cosa!, no esta situación tan horrenda que ahora padecemos. Los aumentos de salario que decreta no alcanzan para nada porque previamente los comerciantes, que en realidad son los nuevos socios de la claque cívico-militar gobernante, aumentan todo; los negocios del Arco Minero, la privatización de PDVSA que está en puertas, así como vamos, son una prueba irrefutable".

"Han desmontado todo el legado del comandante Chávez. Pero fue leyendo los textos dominicales de tu colega de página (¿), Rafael Ramírez, que descubrí cuán equivocado estaba con esto de seguir con Hijo de Chávez".

Rafael Ramírez, Jorge Giordani, Héctor Navarro, Mary Pili Hernández, todos por cierto ministros estrellas de Chávez y hoy distanciados del poder, ¿podrán que construir una nueva alternativa con un movimiento más cónsono con las necesidades de Venezuela? ¿Una nueva referencia revolucionaria en Venezuela? ¿Los compañeros de Marea Socialistas, Necmer Evans, Roberto López Sánchez, entre otros, se inscriben en esa línea?

Estamos en un momento de colapso del modelo económico y sociopolítico que pretendió construir Hugo Chávez en su vida pública, son cuestiones que sería dable discutir, pero como en la UPEL-IPB los chavistas se evaporaron, por ahora es imposible. Incluso algunos ya son abiertamente opositores, de acuerdo a ciertos testimonios; aunque no necesariamente votarán por Henri Falcón este próximo 20 de mayo, cuya gestión mezquina, fanfarrona y dispendiosa conocen mejor que otros en el país de tuertos donde pretende ser rey.

Hay también otros que esperan mejores tiempos para emergen de su hibernación, relamidos oportunistas de siempre como son y que no esperan mayor cosa para andar en alianzas contra natura con los adecos y copeyanos, grupos políticos éstos que tienen en las universidades sus viejos reductos y promueven "alianzas", dicen de nuevo tipo, "abiertos y plurales".

Lo cierto es que hallar por estos días un chavista en el Instituto Pedagógico de Barquisimeto resulta harto complicado, aunque claro, también se podría decir como en el cuento del maestro J. M. Briceño Guerrero: Sí hay, pero no se "jallan" … Apenas algún obrero puede expresar orgullosamente su militancia, pero entre profesores, empleados y estudiantes, nanay, nanay. ¿Maduro, nuevamente presidente? ¡uy, coco! En lo personal tal vez hemos sido pasivos en el activismo y en fomentar la organización, ¿pero con quién? Así nos ha agarrado la actual campaña, se activa solamente en las comunidades particulares de habitación, ah y con los famosos bonos de protección.

Nota:

Quien desee leer por estos lares "El chavismo salvaje" de Reinaldo Iturriza-López nos avisa y ser parte de los últimos Mohicanos o chavistas, ya que colegas de la UPTAEB donde también están evaporándose los chavistas nos pueden prestar el libro, a los fines de que se pudiera hacer un círculo de estudio. Abstenerse chavistas arrepentidos y ultras que si es verdad que saben cómo es que se hace una revolución.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 582 veces.



Luis B. Saavedra M.

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis B. Saavedra M.

Luis B. Saavedra M.

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a263204.htmlCd0NV CAC = Y co = US