Presidente: ¿Será que usted llora en algún momento, o alguien de su gobierno lo hace, al ver el deterioro de nuestro pueblo?, porque este viejo lo hace casi a diario….

Lo decía Facundo Cabral, en sus reflexiones extraordinarias…

Que las personas cuando llegan a viejo, se vuelven muy nostálgicas…

Y yo no puedo ser una excepción…

Sabes las veces que tengo que apretar los dientes, cuando la tristeza me acorrala al ver a mi pueblo en una situación que no se merece…

No es nada fácil intentar ahuyentar ese nudo que parece ahogar nuestra garganta cuando nos llega de visita de manera casi inesperada, negándose a marcharse por más que lo intentamos…

Entonces me repito una y otra vez…

"José ya no eres un adolecente; piensa en otra cosa, mira para otro lado"…

Pero como hago!!!!

Si cuando veo a los ancianos hacer esas miserables colas en horas interminables para cobrar una pensión que no les alcanza para nada…

Dígame presidente…

Como hago para mirar para otro lado, cuando veo las infinitas colas desafiando el frio nocturno y la delincuencia para poder llevarse un pan a sus bocas…

Esas legiones de niños deambular por las calles, mendigando lo que sea, con una delincuencia que los invita a unirse a sus filas…

Dígame presidente!!!...

Como voltear mi rostro, para no ver a miles de compatriotas dormir sobre cartones en nuestras calles y puentes…

Como hago presidente…

Para no verlo a usted bailar salsa, mientras nuestro pueblo sufre la peor de todas sus calamidades en hospitales y medicinas…

Como hago para no escucharlo, cuando le dijo a la prensa, que fuera a los restaurantes del Este, para comprobar que aquí no existe el hambre…

Dígame presidente!!!

Porque mejor no les dijo que fueran a los pueblos y caseríos de nuestra amada tierra, como lo hace este pobre viejo, cuando viaja a Carúpano y que no hago más que llorar…

Como hago para voltear mi rostro y no ver la iglesia de la Chiquinquirá en La Florida, cuando cada sábado veo hileras de colas de ancianos y jóvenes, en busca de una comida…

Dígame presidente!!!

Porque no manda pa´ la mierda las presidenciales, la cumbre de las américas (las pongo en minúsculas porque me saben a mierda, al igual que mi pueblo), y todo lo superficial para nuestro pueblo, y se ocupa las 24 horas, tratando de solucionar las miserias de nuestro pueblo……………

(…) Nunca negué que soy bachiburro, porque nunca seré lo que no soy, Chávez lo sabía y (modestamente), nunca se perdía un escrito de mi autoría…

15 años escribiendo en Aporrea, como en nuestro Vea de nuestro imborrable compañero García Ponce…

Tengo 65 años y todavía trabajo de sol a sol de 10 a 11 horas diarias…

(Los clientes me dicen, puré, mayor, pero saben de sobra mi valor para no rendirme)…

Jamás me gustó nada regalado, todo lo logre con mis propias manos…

Siempre tendí y tiendo mi mano al necesitado desde que tengo uso de razón…

Será por eso que siempre recuerdo una frase de Eduardo Galeano:

"Tengo las manos vacías de tanto dar sin tener; pero estas manos son mías"…

No tengo pensión ni la quiero, no tengo carnet de la patria, porque odio las discriminaciones…

Sabe una cosa presidente, después de viejo, me he quedado sin seguro de hospitalización y sin carro y ando a pie (me sabe a ñoña; prefiero ayudar al prójimo antes de intentar repararlo, lo mismo que le sucede a miles de venezolanos que ya no pueden arreglar sus carros por los precios prohibitivos de los repuestos)…

Pero le diré algo presidente, al montarme en las camionetas veo el sufrimiento de mi pueblo más de cerca…

Veo la tristeza en sus rostros…

A nuestras mujeres presidente!!!

Que soy testigo que en cada camioneta, las mismas son el 70% de los que viajan en ellas echándole bola como todas unas guerreras…

Será por ello que el otro día al bajarme de ellas, volteándome les dije en general:

"Feliz día de las mujeres a todas"…

Y sabe algo; les robe una sonrisa…

(…) Jamás escribí buscando recompensas por mis mamarrachos…

Me mantuve siempre en las sombras…

Usted sabe las veces que mi comandante me mandó llamar, y con pretextos eludía dichas citas…

Te acuerdas Nicolás, siendo tu canciller, me llamo tu asesor Faraón Vieira y yo eludí dicha charla, o cuando eras vicepresidente y uno de tus asesores de nombre Ángel repico mi teléfono: "Señor Varela, no se aparte del celular que le va hablar el vice presidente Maduro por órdenes de Chávez"…

Contestando mi persona: "No vale, para que, bastantes problemas por solucionar, para perder el tiempo hablando conmigo, pero eso sí, dile, que los enfermos de cáncer, tienen una arma para luchar con esa maldita enfermedad, el Carboplatino, no lo hay el Badam donde lo venden ni tampoco en el seguro social donde lo donan"…

Mi recompensa: A los 15 días Chávez inundo nuestro país de dicho medicamento…

Presidente!!!

Mande pa´ la mierda todo y ocúpese de su pueblo!!!

No lo olvide…

GOBIERNO DEL PUEBLO Y PARA EL PUEBLO!!!

HAGALO REALIDAD!!!


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3171 veces.



José Varela


Visite el perfil de José Varela para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Varela

José Varela

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a260509.htmlCd0NV CAC = Y co = US