Epistemología de la corrupción

El estudio de las conductas humanas en sociedad siempre ha sido una angustia existencial para la construcción del conocimiento para reflexionar, sobre el porque los hombres y mujeres que habitamos en éste planeta tierra, actuamos de una manera, que nos inclina o motiva para hacer o no hacer…el porqué se considera que el ser humano en su estado de naturaleza, prevalece el sentido de la anarquía y por lo tanto, la necesaria delegación de su poder originario en "un contrato social" que permita la supervivencia de la especie humana, se concretan en ordenamientos socio-jurídicos indispensables para que existan los procesos civilizatorios…

Las ciencias sociales en su conjunto siguen intentando explicar e interpretar al ser social en su relación societaria, con respecto a conductas, valores y estereotipos...en la que también existen disciplinas en el área social , en la que el binomio humanidad - sociedad, son el centro de estudio y de reflexión para las ciencias jurídicas y políticas, la psicología social y la sociología…pasando por la antropología social, acompañada siempre de una gran pregunta: ¿porqué actuamos como actuamos?...y la necesaria sistematización de la dialéctica actitudinal: premios y castigos, beneficios y sanciones, lo bueno y lo malo, lo ético y lo anti-ético , lo correcto y lo incorrecto, etc.

El desarrollo de la humanidad no siempre ha caminado con propósitos colectivos y acciones honestas, ya que la corrupción ha sido una terrible y nefasta compañera de lo ilícito y lo prohibido, pero que ha transitado con relativo éxito en lo material, construida en una terrible triada: la trampa, el fraude y el engaño…

Las preguntas reflexivas pueden estar direccionalizada hacia los motivos y razones por la cual los actos de corrupción han existido, existen y pareciese que seguirán existiendo…a pesar de que son un tipo de conducta reprochable éticamente hablando y castigada desde el punto de vista jurídico: ¿por qué las personas se corrompen? ¿Que influencia ha tenido en los hombres y mujeres la sacralización de la materialidad y la mercantilización? ¿Qué debe hacerse para reducir a su mínima expresión la corrupción?...

Es curiosamente preocupante que siglos tras siglos, años tras año, siempre estamos escuchando "hechos noticiosos" por casos de corrupción, que se convierten en preguntas sin respuestas: ¿la corrupción forma parte de la naturaleza humana? ¿Es un problema ideológico-axiológico? ¿Es un problema social? ¿Para acabar con la corrupción hay que exterminar la raza humana?...

La deshonestidad, por ejemplo, es el manejo doloso de los recursos públicos o privados y el engaño para obtener algún beneficio por caminos irregulares e ilícitos…son desviaciones "del deber ser", y son producto del egoísmo, la ambición y no tener consciencia del daño que ocasionan las conductas tramposas, es el "me interesa el hoy para mi y no me importa ni el mañana, ni las demás personas"…es el antónimo de las relaciones sociales basadas en la transparencia, lo equitativo, lo justo y en especial, la honestidad…

Actualmente observo como la corrupción se mimetiza de acuerdo a las circunstancias, como por ejemplo: el bachaquerismo en todos sus niveles, la especulación, los contrabandistas, los manipuladores del dólar guarimbero, las personas que están sacando el efectivo del país, son hechos bochornosos, porque le sacan un provecho individual y mezquino, por el solo interés "de obtener dinero a como de lugar"…

Como dicen y comentan las personas en la calle: las sorpresas y los escándalos por corrupción parecen interminables: allí están los casos de la ex fiscal general de la república, los juicios penales a ejecutivos de la industria petrolera, los que consiguen dólares protegidos y después los revenden en el mercado paralelo y hasta el lamentable "negoceo" con las canaimitas…

El decoro y la probidad, tienen que ser la dupla ética que sean el sendero de luz para nuestra conducta, resaltando que las grandes mayorías son personas honestas, por lo tanto, la sociedad en general debe convertirse en el mayor enemigo de cualquier tipo de acto de corrupción, sin importar el tamaño de la trampa y el engaño…

La corrupción es un problema de todas y todos…en donde la impunidad y la indiferencia son sus aliadas perfectas, porque las y los corruptos actúan para obtener alguna ventaja o beneficio, sin ningún escrúpulo, cargo de consciencia o miedo a una sanción, ya que se caracterizan por operacionalizar en "una sociedad de cómplices", y al margen de cualquier código ético, religioso, social y jurídico…

Son conductas reprochables y bochornosas, (quien corrompe y quien se deja corromper) que se ha mantenido a lo largo de la historia de la humanidad, y que lamentablemente la corrupción a pesar de ser castigada, aún goza de buena salud…y entre sueños y quimeras, no debería ser una utopía, coexistir en una sociedad de honestas y honestos…

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 589 veces.



Oscar Bravo

Politólogo, Especialista en Finanzas, Magister en Gerencia, Profesor Universitario, Investigador, Articulista, Poeta, Deportista y socialista!

 bravisimo929@gmail.com      @bravisimo929

Visite el perfil de Oscar Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Bravo

Oscar Bravo

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a260475.htmlCd0NV CAC = Y co = US