La Guaratara

Las otras campañas

La denuncia hecha por vecinos de Barinas al ver una cisterna de PDVSA surtiendo agua potable, única y exclusivamente, en la casa del coordinador logístico de un partido fascista, en la urbanización Cuatricentenaria, quien además milita en el PSUV y VP a la vez y se presenta como "vocero comunal", es sólo una arista de la operación especializada que busca desmoralizar al pueblo venezolano en medio de la guerra económica, con miras a desatar la violencia vecinal generalizada.

Cuando el Presidente Nicolás Maduro, la FANB y el Pueblo todo, en perfecta unión cívico militar, enfrenta la complejidad económica, resiste y avanza, elevando la conciencia, en ardua batalla contra el saboteo internacional financiero y mediático que oxigena una oposición vende patria que festeja el bloqueo de insumos médicos; mientras la dirigencia bolivariana, el PSUV, el Polo Patriótico y su militancia se mantienen organizados y desplegados para derrotar, con votos, esa derecha sin patria ni proyecto, encampañada en el saboteo eléctrico; mientras el Legado de Chávez nos guía a otra victoria en paz, con dignidad, alerto que nuestro tejido social está siendo socavado por otras campañas.

Mientras la cisterna de PDVSA confabulaba con VP en la Cuatricentenaria, la ciudad era azotada por cortes frecuentes y repentinos de electricidad. En otros sectores los combos de alimentos llegan alterados en inventario y precio; los mismos mega bachaqueros de lubricantes siguen recibiendo todo el despacho y, lo poco que expenden, lo limitan a viciadas listas, inalcanzables para los productores del campo que tienen sus camionetas, electro bombas y guadañas arrumadas. Ese caos es propicio para los grupos fascistas que acentúan la desinformación, surfean los apagones, la quema de bombas de agua y se lanzan a promover asaltos violentos, asociados a los sindicaleros de Fenatev que acosan y amenazan a los maestros honrados para impedirles que ejerzan el más sublime rol de la humanidad: la docencia.

El campo y la Misión Vivienda no se salvan: los Agro Venezolanos no se reúnen para programar el ciclo de cultivo y el acceso a los insumos. En un urbanismo de la GMVV, financiado por el IPASME, funcionarios apresuran la liquidación exprés de hipotecas, para enajenar -a precio de dólar paraco- las casas que deberían favorecer a maestras y maestros en Asambleas de Viviendos Venezolanos. Nada de eso es debatido en los medios. El periodismo se redujo a un portal web y un impreso con igual línea editorial. Atrás quedaron los diversos portales de noticias, los impresos alternativos, los medios populares, los programas radiales combativos. Hoy, sólo cuatro emisoras comunitarias sobreviven sin apoyo alguno.

Esa campaña perversa lleva un curso destructivo y violento. Los estados de conmoción son impredecibles, pero manejables y el papel de las ODDI es, precisamente: agudizar los sensores y responder a las coyunturas, afrontando los problemas junto a las bases, orientando al pueblo en unión cívico militar, para que el Socialismo Bolivariano avance victorioso, como único camino posible para la plena soberanía y felicidad.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 491 veces.



Joaquín Román Rondón Santiago

Profesor universitario

 unellezjoaquin@gmail.com      @LaGuaratara

Visite el perfil de Joaquín Román Rondón Santiago para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Joaquín Román Rondón Santiago

Joaquín Román Rondón Santiago

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a260446.htmlCd0NV CAC = Y co = US