Cuidado apatridas

La paciencia del pueblo se agota

Cuando él salga a la calle

no ira contra el gobierno

sino contra sus propiedades mal habidas.

Como revolucionarios, No apoyamos, Ni apoyaremos, Ningún Acto de Violencia, de ningún bando y en ninguna circunstancia.

Pero la realidad existe y a pesar de nuestros esfuerzos por la paz y la tranquilidad que debe reinar en la Democracia Bolivariana; en los medios y redes de comunicación, se impone con insistencia, la tesis que en Venezuela estamos ante un Estado fallido, que no puede controlar a los escuálidos especuladores, delincuentes importadores, comerciantes inescrupulosos, que junto a los bachaqueros seudo industriales (el precandidato presidencial de la POLAR por ejemplo) y los banqueros agiotista, asaltante de las divisas de la patria y traficantes del efectivo que se multiplica al son del valor establecido en @dólartoday para toda transacción comercial. Debe "provocar un estallido social" que propicie el derrocamiento del Gobierno Revolucionario del Presidente Nicolás Maduro.

En ese sentido, especuladores, apátridas y partidos de la oposición inscrito en la ultra derecha fascista, falangista, supremacista y demás estancos de la podredumbre social política del mundo occidental, sumado al voraz imperio EEUU y sus perritos amaestrados advenidos en Presidentes de Perú, Argentinas, Brasil, Guyana, Colombia, Perú y Chile, babean con ansiedad ante la posibilidad de un retroceso político en Venezuela, que les propicie el acceso a los tesoros minerales en estas tierras bolivarianas, socialista, libres y profundamente Chavistas, reguardan en sus seno.

No quiero ser pesimista, pero el asecho y la tentación de los amos del imperio, por derrocar las esperanzas del pueblo en un socialismo reivindicativo y progresista que se erige antes sus ojos como una alternativa real, para exterminar las miserias que dejan a su paso los depredadores de vida y su fallido modelo capitalista: continuaran, y frente a esta realidad, el único camino es más revolución, más contundencia, más participación de los millones de hombres y mujeres por nuestra autodeterminación y más felicidad para la vida y elevación de nuestra conciencia.

Sabemos, que no es fácil la situación económica actual, pues tenemos plena conciencia de sus efectos devastadores, los padecemos todos, sin distingo de posicionamiento ideo político. La diferencia radica, en que los revolucionarios hemos entendido que estamos en medio de una guerra voraz que ataca los cimientos de nuestra estabilidad alimentaria, monetaria y por ende afecta nuestra estabilidad emocional y familiar. Y en ese sentido, hemos evidenciado pueblo adentro, que hay plena conciencia que todos esos males son inducidos por los mismos que promueven una devaluación, la especulación consecutiva y la añoranza por una "invasión militar humanitaria" desde los cuatro puntos cardinales que circundan la patria.

Es de hacer notar por ejemplo; que el bondadoso ofrecimiento del Sr. Santos de "ayudar" a los venezolanos que llegar a su territorio, se contrapone a los altos niveles de precariedad en la que viven los hermanos colombianos en esas tierras. O, la iniciativa altruista del Sr. Temer, desplegada en el norte de Brasil, la cual es cuando menos curiosa, pues allí se evidente, que dicha zona se ha desarrollado al amparo y el auxilio de los recurso de Venezuela. Tal como sucede con las islas pertenecientes al Reino de las Tierras Bajas (Holanda), las cuales se alimentan del contrabando de alimentos y minerales extraídos de la patria, robados para ser exactos en Venezuela. A lo que se le suma, el "bondadoso" ofrecimiento del Sr. Macri, al aceptar nuestros títulos universitarios sin más certificación que su presentación, cosa que contradice su mandato de anulación, a los títulos de médicos graduados en Cuba y Venezuela. Todo esto sin descuidar, las nuevas políticas migratorias de los gobiernos de Perú y Chile, que en lo aparente abren sus puertas a la migración venezolana con el fin de certificar una supuesta estampida de compatriotas que "huyen" del fantasma del comunismo, Chavista - Madurista.

En consideración a la tentativa de invasión que de humanitaria no tiene nada, si hubiera alguna duda al respecto, le recomiendo a los enajenados incrédulos que para despejar su visión, mire con atención los movimientos de tropas e intereses geopolíticos planteados por Colombia a lo largo de toda la zona fronteriza con nuestro país y las réplicas sucedidas por los gobiernos de Brasil con la presencia del dictador Temer en el Estado de Roraima y del Gobierno de Guyana asistido por la Exxon Mobil, la de Tex Tillerson, el Secretario de Estado Norte Americano, que prometió ir con todo contra la revolución. Y si esto fuera poco, verifique que frente a nuestras costas cohabitamos con la OTAN.

Por menos de lo que ha sucedido en Venezuela con la instauración del modelo bolivariano, las fuerzas imperiales acabaron con Iraq, Libia y Egipto, y en estos momentos, están en pleno proceso de asecho contra Siria y Turquía, además que no han cesado en su provocación bélica contra Corea del Norte, China y Rusia. Y aunque parezca exagerado, el mapa geopolítico y estratégico de los intereses imperiales, se mueve aceleradamente por el temor que le tienen a la Alternativa Económica Bolivariana, pues triunfante como ha sido en la vindicación de los pobres y obviados del pasado, contraviene los intereses de clase que derivan de la acumulación en manos de los pocos favorecidos de siempre en detrimento de las mayorías.

En base a lo anterior y más allá de toda duda, a pesar de las nefastas consecuencias de la guerra económica, la Venezuela Chavista y Revolucionaria está en la calle, dando la cara y lo mejor de sí en pro de los más desafortunados, llevando a cada hogar los beneficios de una política pública que se relaciona de manera directa con los demandantes: Carnet de la Patria, Movimiento Somos y las organizaciones Populares.

Sobre estas acciones del gobierno, hay que destacar, que son para todos, incluyendo los rabiosos opositores que no admiten que son beneficiarios, gracias a la revolución, pues si se compara su estatus de vida con cualquier país vecino, vera que allí no tendría la más remota posibilidad de vivir. (Verifique los ingresos de los hermanos de esos países, de economía liberales o neo liberal y contrástelos con los gastos de vida, sobre todo, de los servicios públicos, la canasta alimentaria, oportunidades de estudios etc.)

Por último, parafraseando al padre cantor Ali primera: El pueblo es sabio y paciente… y Dios no se arrecha con más revolución. Tenemos pruebas de su aguerrida estirpe, pues cuando ha tenido que salir a defender sus derechos, lo ha hecho con contundencia y los que hoy juegan con su paciencia especulando y maltratándolo, serán los responsables de las consecuencias que dejaría un pueblo arrecho reclamando sus derechos. Les repito: Cuidado Especuladores y demás especímenes del Capitalismo ramplón y oportunista, ese pueblo no saldrá a tumbar su revolución.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 462 veces.



Ángel Rafael Tortolero Leal

Doctor en Cs. De la Educación, Ex'embajador, Profesor Asociado cátedra de Políticas Publicas UNERG, analista internacional. Militante Revolucionario.

 angeltortolero@gmail.com      @ANGELTORTOLERO1

Visite el perfil de Ángel Rafael Tortolero Leal para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ángel Rafael Tortolero Leal

Ángel Rafael Tortolero Leal

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a259297.htmlCd0NV CAC = Y co = US