La Guaratara

Día de la Juventud que le falta a Tillerson y a Santos

Feliz día de la Juventud, muchachada bolivariana, hija de la Batalla de la Victoria.

Hoy celebramos en Venezuela el Día de la Juventud, en conmemoración del heroico Ejército de Seminaristas que comandó el General José Félix Ribas en 1814, cuyo ejemplo y legado sigue vivo en el carácter antiimperialista del pueblo bolivariano. Recordamos también que la derecha fascista intentó, hace cuatro años, usar esta fecha para venderle al mundo una juventud distorsionada, terrorista y apátrida, autodenominada "guarimba", que resultó evidenciando, una vez más, el carácter paramilitar de un sector opositor, capaz de promover en Venezuela, las repugnantes prácticas que los "cachorros" (término presidencial peruano perro del imperio genocida PPKPIG) ejecutan en Colombia, como parte del plan de odio y guerra contra el bolivarianismo, desplegado por las bases gringas.

Fracasado en sus intentos, pero convencido de sus métodos abominables, el dinosaurio Rex Tillerson recorre los palacios de sus "cachorros" (PPKPIG) para acentuar los ataques contra Venezuela, poniendo debajo de la alfombra lo que no quisieran recordar: Álvaro Uribe ha fracasado en sus despliegues paramilitares dentro del territorio venezolano; desde los "paracachitos", pasando por el G.I. & Joe, hasta las guarimbas fascistas causantes de muerte y destrucción, Uribe sólo logró el rechazo popular e internacional. Juan Manuel Santos quisiera tapar con alfombras de plomo la historia de desplazados y desaparecidos colombianos que jamás se compararía con la migración colombo-venezolana, que regresa a su patria natal, atraída por los efectos económicos de la Resolución 008 que permite a Santos boicotear la moneda venezolana. Tan oscura es la cortina de humo Santos, que promete a los migrantes, lo que les ha negado a los 6 millones de colombianos en Venezuela.

El más ridículo de los canes (PPKPIG) es Marco Rubio, citando a nuestro Libertador, como aquel que se plagia una tesis y la defiende ante el jurado con gestos de Chilindrina. Pero la escena patética le correspondió a Macri, quien ofrece a los profesionales venezolanos facilidades de equivalencia académica en Argentina.

Recuerdo que el médico de mi humilde comunidad, era un excelente galeno argentino muy apreciado. En aquellos años de lucha contra los parásitos, la desnutrición y la exclusión sanitaria de la cuarta república, el doctor Roche ejerció su profesión con el respeto y afecto de una sociedad fraterna y solidaria, muy distinta a la que Macri promueve en Argentina, persiguiendo, confinando y asesinando a quienes defienden los derechos humanos, los derechos indígenas y de la Patria Grande. Le tocará a Macri y al Mercosur reconocer la calidad de la Educación Bolivariana, hoy amenazada por uno de los problemas científicos reconocidos por la OEI: la fuga de talentos, en este caso del talento bolivariano, apetecido por los Estados que poco invierten en la educación.

Tillerson y sus "cachorros" (TPPIG) envejecen aceleradamente, mientras la Revolución Bolivariana sigue vigorosa estudiando, sembrando y luchando por la independencia y la paz de la Patria y no me refiero a una jovialidad cronológica, sino a esa actitud que el Che celebró en "Jóvenes de ésta América": "jóvenes jóvenes" más allá del tiempo; hombres y mujeres que llevan la llama de nuestros Libertadores en su patriotismo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 551 veces.



Joaquín Román Rondón Santiago

Profesor universitario

 unellezjoaquin@gmail.com      @LaGuaratara

Visite el perfil de Joaquín Román Rondón Santiago para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Joaquín Román Rondón Santiago

Joaquín Román Rondón Santiago

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a259218.htmlCd0NV CAC = Y co = US