Hablando claro

Los inmorales

Termina la campaña más inmoral desde que cayó la dictadura de Pérez Jiménez y comenzó la de Rómulo Beancourt. La campaña más hipócrita y cínica. Batió el récord que tenía la que se hizo para las elecciones parlamentarias donde hasta el más pintao creyó la catajarra de mentiras de una oposición que ha perdido la ética, la moral, los principios. Una campaña donde el caradurismo ha hecho que la vergüenza caiga en lo más bajo y se haya perdido todo tipo de respeto que merecen las familias de los más de 130 muertos y 800 heridos de la violencia y el terrorismo durante poco más de tres meses.

Aparecen con la cara muy lavada como si no han quebrado un plato. Claro, a ellos les importa un pito la cantidad de muertos y heridos. Los héroes del olvido son historia. Ya no hay misas, ya no hay marchas en honor a los caídos, ya no hay lágrimas de cocodrilos. Lo que hay es una burla que raya en el irrespeto.

Son inmorales porque ninguno de los candidatos opositores se pronunció en contra de la violencia y el terrorismo que dejó una estela muertos y heridos que a pocos nos duelen. Inmorales porque estaban agazapados a la espera de la noticia de cuántos muertos había para sacarle provecho político. Lamentablemente hubo mucha gente que, de una manera u otra, fueron entrampados y cayeron como tontos útiles.

La oposición perdió el respeto y lo van a pagar bien caro el próximo domingo. Nadie abrió el pico para decir “basta de violencia y terrorismo”. Ahí están los resultados de un silencio cómplice. Hoy recorren los estados como alma en penas ofreciendo lo que jamás cumplirán porque así son, engañadores de oficio; pero carajo, no se entiende cómo a estas alturas, después de más de 100 muertos y casi mil heridos haya una gentecita que pise la huella que dejan los que apoyaron crímenes horrendos de hace pocos días.

Claro, mis respetos para quienes aún creen en la mentira y en el engaño; para quienes piensan diferente; para quienes hacen fiesta alrededor de quienes bailaron sobre cadáveres de gente inocente llevadas al matadero. Los “vivos” y aprovechadores de oficio dando muestra del peor caradurismo buscando gobernaciones y los pendejos rumbo al cementerio a encender una vela al tonto que perdió la vida atendiendo el llamado de quienes nada les importa la vida de nadie y allí está la mejor prueba.

Nadie se acuerda de la cantidad muertos; nadie se acuerda del bojote de heridos. Se olvidan de los “héroes” y “libertadores” que quedaron en el camino. Atrás quedó la “heroica” acción de jóvenes que como borregos fueron arreados rumbo a una muerta casi segura.

Ahí están los inmorales, los hipócritas, los cínicos con esa sonrisa burlona y una mirada perdida como símbolo de la doble personalidad. Llevan en las mochilas esa cantidad de muertos y heridos que no pueden ocultar. Se olvidarán ellos pero el pueblo noble e inteligente tiene prohibido olvidar.

El domingo se escogerá nuevamente entre los que quieran la paz y los que quieran la violencia. Llegó la hora del castigo a quienes no tienen sentimiento. Llegó la hora de decirle a la oposición que ya basta de tanta inmoralidad, tanta burla. Que por lo menos respeten a quienes todavía están frescos debajo de la tierra por culpa de unos opositores que se sienten orgullosos de haber caminado sobre tantos cadáveres para buscar el poder.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 417 veces.



Pedro Alfonzo Rojas

columnista. Antiadeco. Testigo y sobreviviente de todas las violaciones de derechos humanos y laborales en gobiernos de AD.

 pedrorojas56@hotmail.eso

Visite el perfil de Pedro Alfonzo Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Alfonzo Rojas

Pedro Alfonzo Rojas

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a253589.htmlCd0NV CAC = Y co = US