Quien no quiera a su patria, no quiere a su madre

La patria como organización social es la forma simbólica de representar al Estado nación, constituido por Población, territorio y gobierno, que funcionan como una unidad. La patria encierra las costumbres, la historia, las tradiciones, el convivir ciudadano, nuestros símbolos patrios, todo ello concentrado en lo que llamamos la nacionalidad, que constituyen el conjunto de elementos que conforman el patriotismo y se encuentra dentro de lo que podemos llamar nuestros máximos valores y acervo cultural. En ella están en armonía los fundamentos culturales de la población patriota.

De tal manera que pretender dividir a la patria por distintas razones, económicas, políticas o sociales, tendría que ser considerado como una afrenta a nuestro acervo cultural más apreciado, pero cuando se trata de una acción al servicio de una ó más potencias extranjeras, interesadas en apropiarse de nuestras riquezas naturales, indudablemente que estaremos en presencia de una evidente TRAICIÓN A LA PATRIA, con el agravante de que estas acciones son realizadas por "compatriotas" al servicio de intereses foráneos.

Desde hace meses la asamblea nacional, en contraposición al poder judicial, representado por su máxima institución: El Tribunal Supremo de Justicia, quien la sentenció como responsable de incurrir en faltas graves de manera reiterativa, a violaciones a la Constitución nacional declarándola en "desacato" y por lo tanto todas las acciones y decisiones que pudiera tomar a futuro estarían revestidas de ilegalidad, hasta que ella misma decida retractarse. Sin embargo esto no ha ocurrido y por el contrario, esta asamblea se ha lanzado a una serie de acciones que la han llevado a un enfrentamiento con los otros poderes públicos, incluyendo su intento a la fragmentación del Estado Nación y al desconocimiento del Presidente de la República a quien, incluso han pretendido infructuosamente destituirlo de su cargo. Detrás de estas acciones está el claro objetivo de producir un estado de ingobernabilidad, tal que, produzca la justificación para una intervención del imperialismo norteamericano en nuestra patria.

Ahora en vista del fracaso que consuetudinariamente han tenido, se preparan para, según ellos mismos, los comentarios de Mario Silva en la Hojilla, de Diosdado Cabello y nuestro criterio, dar un certero golpe a la institucionalidad democrática venezolana, en alianza con un organismo multilateral, que desde su formación ha estado al servicio de los intereses norteamericanos: La Organización de los Estados Americanos, OEA, para lo cual, esta Asamblea Nacional, valiéndose de su mayoría opositora obtenida legítimamente, se propone formar un gobierno paralelo en Washington, con la finalidad de fragmentar y destruir el Estado Nación Venezolano. Veamos:

  1. La Asamblea Nacional cambiará su sede al local de la OEA, en Washington, EEUU.

  2. Juramentaran un ilegítimo Tribunal Supremo de Justicia, valiéndose para ello de un conjunto de abogados apátridas, que están dispuestos a usurpar esos cargos traicionando a su patria.

  3. Reactivarán en sus funciones a la prófuga y destituida por corrupta, ex fiscal general Luisa Ortega Díaz, con la finalidad de incorporar a un representante del Poder Moral en ese supuesto gobierno.

  4. Nombrarán de manera de facto a un Presidente de la República de Venezuela (Sin Bolivariana), con lo que se institucionalizará el golpe de Estado, el cual no contará con territorio, ni población y mucho menos legitimación electoral, pero cuya sustentación la lograrán con el reconocimiento de gobiernos de la Alianza del Pacifico y la Unión Europea encabezados por los Estados Unidos y Canadá.

Podemos asegurar que antes de tratar de apoderarse de nuestras riquezas naturales del interior de nuestro país, van por los recursos energéticos que posee Venezuela en los EEUU y en el Caribe, es decir nuestra empresa CITGO, las más de 6.000 Estaciones de surtidoras de gasolina, situadas de costa a costa en Norteamérica, las Refinerías de petróleo en ese territorio y el Caribe, para que, con esos enormes recursos usurpados ilegítimamente, poder funcionar como gobierno, despojando a nuestro país de esa renta, que tanto necesita para su desarrollo en el medio de una guerra económica, auspiciada por el capital financiero internacional, las transnacionales de la energía, además de las otras modalidades de guerra no convencional..

Sin embargo, no todo está perdido, es hora de fijar posición ante ese contingente de traidores a nuestra patria, calificándolos como tal y someterlos a juicio, donde con medidas cautelares, como privarlos de su inmunidad parlamentaria, por encontrarse en fragancia, desacato y violación constitucional aplicarles además medidas de prohibición de salida del país, por la misma razón, para que enfrenten a la justicia, aquí en esta patria, tan humillada y vilipendiada y con ello impedir la instalación de la Asamblea Nacional en el exterior y sus consecutivas acciones apátridas por falta de fórum.

Además es preciso demandar con la urgencia del caso, la calificación de los delitos de TRAICIÓN A LA PATRIA, por la Asamblea Nacional Constituyente, carencia inaceptable en nuestro ordenamiento jurídico, con la promulgación de nuevas leyes orgánicas y reformas constitucionales pertinentes.

Aquellos compatriotas que duden del comportamiento delincuencial de los EEUU y demás miembros de la Unión europea, los invito a que revisen lo que paso con los cientos de miles de millones de dólares que Mohamed Gadafi, Libia tenían depositados en los Bancos de Europa y que desaparecieron con el consentimiento de las Naciones Unidas, luego de la intervención de los "aliados". Así también revisen lo sucedido con el petróleo de Irak, el cual esta siendo comercializado por el Estado Islámico, ISI.

Nosotros pensamos poco probable que realicen estas acciones antes de las elecciones regionales de gobernadores motivado al alto costo político que las mismas traerán consigo, puesto que el rechazo que producirán será general, incluyendo a sectores revolucionarios e incluso a amplios espacios de la oposición que se consideran patriotas. Sin embargo en el caso de que los resultados en esos comicios les sean adversos, como es muy probable que suceda, pues ese nuevo fracaso dejará el campo listo para lanzarse a esta última aventura, que dejará al descubierto su carácter antipatriota y apátrida, que estos dirigentes lacayos siempre han tenido, por lo que considero que ya es hora de actuar, sobre todo con el Tribunal Supremo de Justicia, con nuevas sentencias que permitan que los cuerpos de seguridad del Estado actúen.

Patria o muerte

Venceremos

Joukap10@outlook.es

 


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 321 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US Y ab = '0' /actualidad/a253573.htmlCd0NV CAC = Y co = US